Volver

El eje Libertador – zona norte del GBA, imán de más proyectos inmobiliarios

Entorno Tigre

En un mercado en recesión, en el que muy pocos barrios mantienen su ritmo de crecimiento y lanzamiento de nuevos productos, el corredor norte de Buenos Aires, es uno de los que reúne nuevas inversiones, tanto en viviendas como en espacios corporativos.La clave, según los especialistas, es la buena oferta de lotes que permiten hacer proyectos de escala. Y en el caso de las oficinas, la facilidad de acceso y la conectividad.

“En el eje Libertador, por ejemplo, “la principal ventaja es que hay una muy buena oferta de lotes en los que podemos ofrecer proyectos de escala con amenities tipo country pero en el casco urbano”, explica Ezequiel Leibaschoff, gerente comercial de Grupo Portland. La firma tiene en desarrollo un condominio de lujo de 95 residencias llamado Cassa Isidro y además está lanzando al mercado un complejo residencial (Infinity Towers) en Vicente López.

Según los desarrolladores, la crisis tomó a la zona Norte, con proyectos con muy buen avance de obra. “Ya que en esta coyuntura tanto el usuario final como el inversor que tienen dólares o liquidez de pesos, privilegian proyectos “premium” a un valor de venta competitivo que tengan un grado de avance considerable para poder resguardar y maximizar su inversión”, analizó Héctor Condomiña, gerente comercial del proyecto Venice, en Tigre.

Otro masterplan de 44 manzanas, en la zona, es Camino Building, diseñado con amenities extravagantes para los amantes de las motos. De ahí, que cada unidad, tiene acceso a un ascensor especial para ingresar la moto al interior del departamento.

En el segmento corporativo, uno de los casos más emblemáticos es el Polo DOT que construye la firma Criba: un edificio de oficinas de 11 plantas que suman más de 35.000 metros cuadrados en alquiler. El masterplan incluye hotel, vivienda y paseo comercial.

Según Hernán Faigenbaum, director general de Cushman & Wakefield Southern Cone, el submercado conformado por el cruce la Panamericana y la General Paz, “empezó a consolidarse como un centro que ofrece múltiples ventajas basadas en aspectos geográficos y de transporte, que se suman a una importante disponibilidad de espacio para seguir construyendo”.

El último informe de C&W, señala que actualmente, la zona tiene hasta el momento, 67.009 m2 de oficinas. “Esa superficie aumenta de manera considerable, tomando en cuenta los 55.361 m2 en construcción. Y llega a más del triple si se suman también los 134.558 m2 proyectados. La existencia de terrenos aptos hace pensar que en el mediano plazo continuará la expansión”, señalaron los expertos.

 

Fuente: Diario Clarín